LA CARIES DE PRIMERA INFANCIA SEVERA YA SE ENCUENTRA EN UNO DE CADA CUATRO BEBÉS

El servicio de Odontobebé del Hospital HM Nens de Barcelona ha realizado un estudio en el que han participado más de 300 niños niñas de 0 a 3 años, cuyos resultados arrojan que uno de cada cuatro bebés padece caries de primera infancia severa.

A lo largo de los últimos 10 años, los casos de pequeños que llegan a la consulta de Odontopediatría con caries han ido aumentando progresivamente.

¿Por qué ha aumentado la caries en bebés?

  • El aumento de azúcar en la alimentación infantil.
  • El comer a demanda. O lo que es lo mismo, picar entre horas. “Esto conlleva que se acumulen restos de alimento entre los dientes al no poder cepillarlos después de cada comida”.
  • Y el déficit de flúor, el elemento natural que mejor controla la caries. Y es que la doctora considera que no todas las pastas dentales infantiles que hay actualmente en el mercado aportan el flúor necesario, “por lo que encontramos niños con un nivel subóptimo de este elemento”.

Otros problemas bucodentales en infantes

Desde el hospital afirman que otros problemas bucodentales que afectan a los bebés de manera destacada hoy en día son los traumatismos dentales y las maloclusiones. Pero inciden en que ninguno de los dos iguala la cifra de la caries de primera infancia severa.

La maloclusión tiene un componente genético importante, por lo que es muy probable que si los padres la padecen o la han padecido, los niños también lo hagan. Para poder atajar y corregir problemas que puedan surgir como consecuencia, es importante llevar al niño a su primera consulta con el odontopediatra para valorar opciones, entre ellas una posible ortodoncia infantil si así se considera necesario.

También se observan trastornos de la erupción dental, tanto en el número como en la forma de los dientes; alteraciones en el frenillo que pueden impedir un correcto o efectivo amamantamiento, infecciones herpéticas, aftas, etc. Por ello es igualmente muy importante estar pendientes de la dentición de leche.

Y por supuesto, siempre hay que saber llevar a cabo el cuidado dental de los bebés para evitar, en la medida de lo posible, afecciones dentales futuras como la caries.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *