¿CÓMO AFECTA LA OSTEOPOROSIS A LA SALUD DE TUS DIENTES?

Osteoporosis y salud bucal están íntimamente relacionadas. Aunque al hablar de osteoporosis la mayoría de gente lo asocia con huesos frágiles que son más proclives a fracturarse, la dentadura también puede verse muy afectada debido a que la masa ósea maxilar se reduce.

La osteoporosis es una enfermedad de los huesos que consiste en que éstos se vuelven más frágiles como consecuencia de la disminución de su masa ósea. Se da con bastante frecuencia tanto en hombres como en mujeres que ya han pasado los 35 años, aunque en ellas su aparición es significativamente mayor tras la menopausia.

Para detectar si la osteoporosis está afectando la salud bucal es necesario realizar revisiones bucodentales radiológicas, que son las que van a facilitar la información necesaria para detectar qué tipo de alteraciones se han producido. A continuación veremos cuales son algunas de las más frecuentes.

Alteraciones bucales en pacientes con osteoporosis

Entre las causas que provocan la aparición de la osteoporosis se encuentran una baja densidad mineral ósea o la deficiencia de estrógenos (razón por la que las mujeres tras la menopausia son más propensas a padecer osteoporosis).

La menor densidad mineral ósea hace que los huesos tengan una mayor tendencia a romperse, mientras que la deficiencia de estrógenos destruye fibras y tejidos que ayudan a mantener la estabilidad dental.

Debido a ello, podemos observar alteraciones como las siguientes:

Reducción del reborde alveolar

El reborde alveolar es la parte del maxilar donde está ubicada la raíz del diente. La osteoporosis afecta a los rebordes alveolares, que son los que proporcionan el soporte para los dientes, y esa pérdida repercute en una menor estabilidad de éstos.

Disminución de la masa ósea

La osteoporosis reduce la densidad del hueso mandibular y el maxilar superior. Como consecuencia de ello se producen alteraciones que afectan el equilibrio de la cavidad bucal y su funcionalidad.

Pérdida de piezas dentales

La menor capacidad de sostén de las piezas dentales hace que éstas se pierdan con mayor facilidad. Si además de la osteoporosis existen otros condicionantes, como una deficiente higiene dental, consumo de tabaco, o el paciente es de edad avanzada, la probabilidad de que se produzca la pérdida de los dientes se incrementa.

Enfermedad periodontal

Si bien no está totalmente demostrada la relación entre enfermedad periodontal y osteoporosis, existen algunos estudios que apuntan a esa posibilidad. Los más concluyentes son los realizados en mujeres post menopáusicas, un grupo en el que se detectó que si padecen osteoporosis tienen un 86 % más de probabilidades de padecer también enfermedad periodontal.

Síntomas de la osteoporosis en la salud oral

Al ser la osteoporosis una enfermedad que afecta a los huesos puede ser difícil de detectar, ya que no hay síntomas que resulten evidentes y hay patologías bucodentales que pueden manifestarse de forma similar. Sin embargo, algunos desajustes en la salud oral sí que pueden darnos una pista sobre la existencia de este problema.

Algunos posibles síntomas de osteoporosis podrían ser los siguientes:

– Dolor en la boca.

– Alteración del sentido del gusto.

– Mucosas secas.

– Dientes que se mueven o que directamente se caen.

– Enfermedad periodontal que avanza con rapidez.

– Sensación molesta en la mandíbula.

En el caso de que se experimenten síntomas como los mencionados es importante hacérselo saber al odontólogo para que investigue la posibilidad de que la osteoporosis u otras patologías sean la causa de éstos.

Cómo prevenir los efectos de la osteoporosis en la salud bucal

Podría parecer que si se sufre osteoporosis no hay mucho que se pueda hacer para mejorar la salud bucal más allá del propio tratamiento que se siga. Sin embargo, minimizar los efectos de la osteoporósis en la salud bucal es posible siguiendo una serie de pautas.

Lo primero es informar al dentista de que se padece esta dolencia. Esta información debe incluir la medicación que se está tomando para la osteoporosis. Con estos datos el dentista ofrecerá una serie de recomendaciones, entre las que cabría incluir una higiene bucal muy exhaustiva, usar una pasta dental fluorada, aumentar el consumo de calcio o tomar vitamina D (que ayuda a absorber una mayor cantidad de éste)

Además un estilo de vida saludable, con la práctica regular de ejercicio físico y la eliminación de tabaco, alcohol, y cafeína también colaborará a que los dientes se vean menos afectados por la osteoporosis.

Todo esto potenciará el efecto del tratamiento farmacológico contra la osteoporosis que haya sido recetado en cada caso, por lo que en mayor o menor medida la eficacia de éste se verá aumentada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *